adriangastonfares.com
Suerte al zombi. 4. La última lágrima.
4. LA ÚLTIMA LÁGRIMA Ya cerca de la medianoche, cuando ya se había cansado de vagar sin destino y como no tenía hambre ni sed, se detuvo y al apoyarse contra una pared llena de carteles en un lugar…