abismosliterarios.wordpress.com
Segundo piso
Cuando consigues calmarte quedan cinco minutos para la medianoche. Le das un último vistazo a la mujer y te sientes mal, pero no hay nada que puedas hacer por ella. Aún así, mientras vas subiendo l…