abismosliterarios.wordpress.com
Huir
Decides que ya no puedes seguir un segundo más en esta casa. Sales corriendo hacia la puerta de la entrada, pero entonces tropiezas y caes. La linterna se sale de tu mano. Por un momento temes que …