xn--mifabricadelosueos-20b.com
Y... ¿Si empiezas a creer en ti misma?
Un simple trozo de madera convertido en algo tan bello como un violín ¿No es sorprendente? Parece magia pero no, no lo es. Tan solo es producto del trabajo y esfuerzo del ser humano. Realizando una metáfora, la madera de lo que un día llego a ser un árbol es como un niño cuando se ve alumbrado. "En bruto", la madera no es capaz de decir nada más que el simple hecho de ser un material. Si alguien se preocupa de tallar ese fragmento y le da la forma correcta, puede llegar a convertirse en algo tan hermoso como un violín.Ahora bien, para conseguir esa transformación ese "alguien" necesita saber darle la forma apropiada mediante la técnica adecua % da. Es decir, esa persona tiene que saber tallar. Tallar no es difícil, consiste básicamente en ​un proceso de desgaste y pulido con el propósito final de dar una forma determinada a un material. Hacerlo bien, no es tan sencillo. La primera talla no suele ser un buen resultado, más bien todo lo contrario. Para conseguir un buen producto se necesita tiempo. Tiempo observando y practicando la técnica. Con dedicación y esfuerzo ese alguien denominado artista, conseguirá obtener algún día una magnífica obra.