thelastjourno.com
Por Uggie
Uggie tenía trece años, como Kan. Y como Kan, ha firmado un adiós prematuro que no ha disfrutado: un epílogo a destiempo, la licencia que nos permitimos los humanos cuando queremos aplacar el deter…