seyta.org
Malevich, el desconocido - SEyTA
A Kazimir Malevich (1879-1935) se le presenta con frecuencia como figura máxima de la pureza de la pintura; agente, junto a Mondrian, de la visión ‘modernista’ que pretendía hallar un propio del arte y una esencialidad de la pintura. Así lo veía Danto, entre otros muchos. Esta sesgada percepción procede más bien de la lectura de sus textos que de un conocimiento completo de su obra, abierta, como la de la mayoría de los artistas rusos de vanguardia, al borrado de los límites entre las diferentes artes y entre artes mayores y menores. En los próximos días concluye la muestra que la Tate Modern ha dedicado al artista ruso durante este verano. A pesar de la complejidad de una empresa como esta —reunir la obra más significativa de Malevich—, la Tate ha desperdiciado la oportunidad de contribuir a dibujar de manera más completa su desconocida figura, de revisar la simplificada idea ‘modernista’ —en el sentido peyorativo que le da Danto— que se tiene de Malevich, de ahondar en la necesaria y cada vez más generalizada redefinición de las vanguardias históricas. No se percibe con claridad lo que, por otra parte, era usual en los artistas de esos años: el constante …