sermamaenguate.com
MI CAMINO HACIA BLW - Ser Mamá en Guate
A diferencia de Natalia, yo no hice BLW con Fabián desde qué empezó a comer. La verdad, sí conocía el término y en qué consistía el método, pero me ganó la emoción por usar las cucharitas de plata que fueron mías (y que mi mamá me entregó pulidas y con lágrimas en los ojos) y, como chef, me encantaba la idea de probar hacer todas esas papillas orgánicas y de combinaciones exóticas. ¿Quinoa con nectarina y curry? Claro que sí, mi bebé sería un bebé gourmet, con paladar sofisticado y amante del queso camembert. Compré mi cereal orgánico de arroz y bajé unas 25 recetas para papillas para diferentes edades. Arveja con menta, banano con aguacate, güicoy mantequilla con nuez moscada; luego cuando introduje carnes: pollo con zuchini, manzana verde y espinaca, albóndigas de lomito con quinoa y zanahoria, lentejas en estofado con espinaca y kale, etc., etc. Tengo que decir: se las comía TODITAS. Hasta que un día me cansé. Me cansé del procesador, me cansé de las bolsitas, me cansé de los cubitos congelados …