seattleescribe.org
El Cangrejo y la Gaviota - Seattle Escribe
Por Maria de Lourdes Victoria El Cangrejo emerge a asolear su caparazón en la piedra del embarcadero. Lleva así un buen rato, midiendo las olas, cuando la Gaviota aterriza a su lado. Se conocen. Llevan años compartiendo amaneceres. –Me voy, Cangrejo – anuncia la Gaviota – vengo a despedirme. El crustáceo la contempla con …