savoiretcroire.ca
Venir a la Biblia para encontrar a Dios
«Oh Dios, tú eres mi Dios; yo te busco intensamente. Mi alma tiene sed de ti; todo mi ser te anhela, cual tierra seca, extenuada y sedienta» (Salmo 63.1, NVI). Una preocupación mía es venir por dentro de las Escrituras Santas para encontrar a Dios. El libro de los Salmos es un muy buen ejemplo...
Daniel Garneau