reporteranomada.com
Por ti no dejaré de soñar
Y aquí estoy, a las cuatro de la mañana de este siete de enero, sin saber ni qué decir ni qué pensar. Te nos has ido, Enrique, y me he enterado de casualidad, cuando estaba a punto de apagar el ord…