material-ligero.cl
Todo es cancha
Y llega el día en que tu hija es capaz de ganarte en el juego. No me refiero a un juego de video, sino a perder la batalla sobre un tablero conocido, en el que tienes práctica. Es un momento en el que la relación entre padres e hijos traspasa un umbral sin retorno: dejaste de ser invencible de golpe y porrazo y ahora eres un héroe vulnerable.