manuelrivas.com
Vencejo
Cuando era niño, la primavera empezaba con el olor de las mimosas y se pasaba como el planear de un vencejo entre la lluvia.