iparhaizea.es
Vivir, no desvivir
Eso que llamamos la realidad es una construcción ideológica, siendo así que lo realmente real es eso que sucede cuando nos desprendemos de esa entelequia programada; un desprendimiento más necesario ahora que la humanidad está atrapada en un modo, y una moda, de honda perversión, que ensalza la mentira como si fuera y la verdad…