homovelamine.com
No es la Ley D’Hondt, son los viejos
Hace poco visité el barrio de El Quiñón, en Seseña. Ya saben: en la mismísima frontera de Toledo con Madrid para evitar impuestos, donde descampados y chonis se dan cita en medio de la nada, la ordinariez está en su reino y el ladrillo y la uniformidad sepultan cualquier atisbo de sentido estético. Los balcones,…