homovelamine.com
La obligación de odiar al Pueblo
Vengo de echar un rato en Enschede, mi ciudad natal en tanto que ser-buromundano. Los sábados hay mercado y en el centro de la ciudad se cita una auténtica avalancha de clasemedianos. Se trata de un espectáculo tétrico. ¿Cómo puede haber tantos millones de gente en este mundo? Y en particular: tantos millones de gente…