historiayarqueologia.net
Pablo Picasso, una amarga confesión
Picasso. A fuerza de divertirme con todos esos juegos, con todas esas paparruchas, esos rompecabezas, acertijos y arabescos, me hice célebre rápidamente...