galvezalcaide.com
Una sádica
Tras decirle: “Sé lo que eres”, entra Elena al departamento; Elena, su confidente de café, menos los miércoles. Entra Elena y nos callamos los dos en seco. Si no hubiera entrado Elena, le hubiera d…