galvezalcaide.com
La esposa
«Ahora vengo por ti», le dije a la esposa. En su camisón blanco como la cal se enmarañaban hojas secas de algunos árboles. «¡Aquí te espero, pedazo cabrón!», dijo. Fragmento perteneciente a la nove…