galvezalcaide.com
Sus muslos
Yo digo «no me lo pongas chungo», y los aspavientos de sus muslos descongestionan el nerviosismo. Fragmento perteneciente a la novela titulada El informe del roedor (pág. 91). iBookstore Tagus Amaz…