galvezalcaide.com
Gigantones
La pareja de retacos se echó a un lado. El pelaje de los tres gigantones era tan pintoresco que la escasa congregación no le quitaba ojo. Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (…