galvezalcaide.com
El descubrimiento de un muerto
Se incomodó como si le hubieran propinado un pellizquito y exclamó: —¡La cara de un muerto! Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 119).