galvezalcaide.com
Nueva sonrisa
A Salvador le brotó, por segunda vez a lo largo del día, una sonrisa ancha, sin ataduras. Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 106).