galvezalcaide.com
Su adorada Magdalena
Cuando empezaba a admitir la posibilidad de que su adorada Magdalena podía estar muerta, sonó una sola vez el timbre rompiéndole, de cuajo, el inicio de un nuevo tormento. Fragmento perteneciente a…