galvezalcaide.com
Un acceso de pánico
Su respiración despedía vaharadas de pánico. Se fijó en la puerta del recibidor. Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 78).