galvezalcaide.com
La crónica de Ripoll
Fue divertido, pese a los empujones que me daba el paso del tiempo. Todavía sus letras no se han enfriado, y ya está aquí la crónica de Ripoll.