galvezalcaide.com
Como piedras en la cara
Se le quedó la mente en blanco tras la primera decena de puños como piedras. Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 44).