galvezalcaide.com
Flechazo
Salvador sintió que el templado aliento de una boca de mujer le derretía la helada circulación de su sangre pisoteada. Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 38).