galvezalcaide.com
Cansancio de vivir
Entraron. Del interior de la manta fluyó una mano perezosa. Fragmento perteneciente a la novela titulada El solitario (pág. 33).