galvezalcaide.com
Hospitalidad
Como los habitantes del chamizo eran niños, los minutos transcurrían inquietos de chiquillerías. Fragmento perteneciente a UNA NIÑA PERDIDA EN EL MAR. RELATOS DEL FUEGO SANGUINARIO Y UN CANDOR.