galvezalcaide.com
Frente al cementerio
El descampado del cementerio, tras una tormenta como la de hoy, disfruta de una mansedumbre ejemplar. Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 154).