galvezalcaide.com
Un niño maltratado
le arrea tal mamporro que el crío sale despedido. Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 146).