galvezalcaide.com
El otro mundo
O se sumergen si sus tumbas se alojan bajo tierra, a fin de averiguar qué queda de sus restos. Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 103).