galvezalcaide.com
Un encuentro de juventud
Hace treinta y cinco años, a María la Virgen la dejé señalada para toda la vida. Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 34).