galvezalcaide.com
La realidad
Fernandín es consciente de que lo capta todo. Texto perteneciente a la novela titulada EL PASEO DE LOS CARACOLES (pág. 27).