galvezalcaide.com
El poder de las sectas
El camillero hubo de ayudarla a levantarse. Fragmento perteneciente al relato titulado «El acoso» , del libro TRENZADO DE HOMICIDAS (pág. 117).