gabrielaichaso.com
¿Había que matar al campeón para vencerlo?
El asesinato de Ronny Perrogón me destartaló. ¿Cuánto rencor y envidia puede guardar un cerebro para maquinar la violencia despiadada, personal y en trío, en grupo, a mansalva, en celada, contra un…