estrellaesteve.com
Historia de una rodilla
Esta mañana al salir de la panadería he oído que alguien pronunciaba mi nombre. Era mi amiga Rosa que me llamaba desde un coche. La pobre estaba sentada en el asiento de atrás con la pierna embutid…