emilioelmago.com
No hace falta mucho…
"Mi padre me decía que para hacer feliz a una mujer no hace falta mucho... es decir, - se explicaba mejor-, no se necesita mucho esfuerzo, pero se necesita mucha pasión. No hace falta mucho dinero, pero necesitan de la creatividad. Llévala a pasear, me decía. Llévala a los callejones de la ciudad. Llévala…