desdetutrinchera.com
â–·Eso no me lo explicaron — La Trinchera
Ahora nos han preguntado por qué, si somos valientes, entrenados y sobrevivientes de una asfixia extranjera seguimos desalentados, incrédulos.