cronicasonora.com
Ridiculeces en el puerto
Hay veces que la monotonía es insoportable. Ante esa situación, un día el Tavo y yo optamos por irnos de Hermosillo. Fue placentero entrar a la ciudad de Guaymas, aunque se tratara de una ciudad ch…