canarizame.com
¡Ay, Puerto, mi Puerto mio!
Tenía la tarde aquella una cupula de incendios con claros de amaneceres y verdes de mar abiertos. -¡Madre, que tarde más guapas estas tardes de mi puerto: cielo de tules rosados sobre un mar de plo…