vidacarretera.com
Lisboa a dedo
Empecé hacer dedo de manera sistemática en Francia. Fue por necesidad, a 40 kilómetros al norte de Montpellier. Recuerdo lo nervios, el miedo, y las dudas de levantar el dedo y pedirle ayuda al mundo por primera vez. Fueron 40 minutos que la pasé mal, pero cuando paró ese Peugeot 207(imposible olvidarlo) conducido por Arnauld fue la felicidad. El