vcadiestramiento.com
EL HERRAJE.
“Adelante, manos a la obra, pero en el último instante vio que le faltaba un clavo a la herradura de un caballo del estado mayor, bien pudiera suceder que la suerte de la guerra acabe dependiendo de ése caballo, de ésa herradura y de ése clavo, es sabido que un caballo cojo no lleva recados, o, si los lleva,