radiohcjb.org
El privilegio del llamado
Cuando recibimos la revelación del amor de Dios y vivimos la plenitud de una relación íntima con Jesucristo, la respuesta en nuestro corazón es adorarlo, es reconocer que nuestra vida tiene sentido al adorarlo y al vivir estableciendo su misión. Cuando Jesús llamó a Mateo, en Mateo 9:9, la única palabra que utilizó fue: "sígueme".