radiohcjb.org
Carta a mi sobrin@:
Cuando supe que llegarías a nuestras vidas, fue toda una sorpresa. Tus padres estaban felices, y yo no podía creer que alguien por primera vez en mi vida me diría ‘Tía’. Y es que, aunque aún no tengo la dicha de ser madre, ese día sentí que algo cambió. Con el paso de los meses fui encariñándome