pasenylean.com
Bibliotecas públicas
Soy defensor acérrimo de las bibliotecas públicas porque hay libros para leer y libros para comprar, y no siempre coinciden. Llegué a Granada pongamos un 1 de julio de 1994, pues el 3 ya disponía d…