nuncamasamilado.com
Golpearnos era algo emocionante, una especie de juego en el que yo perdía siempre
A los 12 años entablé una relación con un chico de 18. Mucha gente me advirtió que no me metiera con él pero no hice caso. Mi primera vez no fue nada romántica. Más bien fue forzada. Él esperó a qu…