magonia.com
El papa Francisco se quita la careta y aboga por limitar la libertad de expresión frente a la religión - Magonia
El sistemáticamente jaleado papa Francisco dijo ayer que la libertad de expresión debe limitarse cuando se trata de la religión y, aunque puntualizó que “matar en nombre de Dios es una aberración”, sentenció que no ha lugar a la burla de la fe, que hacerlo es una provocación y que al que caiga en ella no debería extrañarle sufrir en sus carnes la reacción indignada de los fieles.