luisalbertonina.com
Bebé despierto — Luis Alberto Nina
[...] Hoy, por ejemplo, le he ordenado que se duerma; me miró fijo a los ojos, leyó mi silencio, ese nudo hermético con que se caracterizan mis [...]