ljsalart.com
Manos de oro, primera parte | Crónicas de las Hilanderas - LJ Salart
La cítara sufría en sus cuerdas con los intentos poco diestros de hacerla sonar bien. Esa era la banda sonora de sus entrenos físicos matutinos, el chico con vocación de bardo que daba ritmo a sus movimientos de espada. No era hasta más tarde cuando llegaban los ancianos del pueblo a observarlo, a darle supuestos… Leer más Manos de oro, primera parte | Crónicas de las Hilanderas